Nutrición

Comida rápida... ¡Come sano!

Muchas veces contamos con muy poco tiempo para preparar la comida del día, especialmente en días de trabajo y cuando disponemos de poco tiempo para almorzar buscamos lo más rápido y fácil, y no siempre es lo más saludable. Es por esto que es importante que hagas una selección de comidas saludables para evitar, que esta rutina afecte tu estado de salud a mediano o largo plazo.

Si buscas algo para comer de forma rápida, asegúrate que sea saludable. Lo más recomendable es que tengas planificado qué vas a comer con anticipación, pues al tener mucha hambre es muy seguro que optarás por comidas rápidas que generalmente son poco saludables, pues tienen exceso:

  • Grasas saturadas
  • Grasas trans
  • Sodio


Con los dedos de tu mano recuerda estos 5 consejos prácticos al ordenar tu comida, para que mantengas una vida saludable cuando comas fuera de casa:

  • Escoge platos con vegetales frescos que no contengan cremas o salsas de alto contenido calórico.
  • Las carnes preferiblemente que sean asadas, a la parrilla o a la plancha. Que no sean fritas ni apanadas.
  • Elige entre una entrada o el postre. Evita comer ambos en la misma comida.
    Si decides comerte un emparedado, elige aquellos que tengan bajo contenido de grasas, como de pollo, con abundante vegetales y en pan integral, pues aporta más fibra.
  • Para tomar prefiere jugos de frutas naturales o bajos en calorías o agua. A diferencia de las gaseosas los jugos naturales aportan vitaminas y minerales.

Es importante que para mantener una vida saludable, además de comer sano también te ejercites a diario al menos 30 minutos en una caminata acelerada.

Si vas a comer cerca de tu trabajo, procura ir caminando o deja el carro algo distante del lugar donde vayas a comer.

Además de comer saludable, incorpora en tu día un plan de ejercicios para que mantengas tu cuerpo activo y saludable.